Podemos confiar en que tres naciones emergentes como el gigante sudamericano, China y Rusia marcarán un antes y un después en la historia de la comunicación digital global. Porque hasta ahora la Red de Redes está absolutamente controlada por el Pentágono, y ese monopolio debe terminar por el bien de una humanidad que, de alguna manera, es consciente de que la Tercera Guerra Mundial, si es que empezó, lo hizo mediante la supremacía estadounidense de la sucesora de ARPANet.

Hoy se sabe que la Oficina Federal de Investigación estadounidense recurría a los servicios de piratas informáticos del grupo ‘LulzSec’ para llevar a cabo centenas de ciberataques contra páginas web gubernamentales de países como Irán, Siria, Brasil y Pakistán.

AFP y RT nos dan detalles sobre lo que el titular de este post adelanta:

El Congreso brasileño aprobó la noche del martes el proyecto de ley de marco civil para Internet, que garantiza la privacidad de los usuarios y es considerado una especie de Constitución para la red.

El proyecto de ley ya había sido aprobado por la Cámara de Diputados y este martes recibió la luz verde del Senado, en la víspera de una cumbre mundial en Sao Paulo impulsada por el gobierno de Brasil para discutir la gobernanza mundial de la red.

“El proyecto establece principios, garantías, derechos y deberes para los internautas y proveedores” de Internet en Brasil, señaló una nota publicada en el sitio web del Senado.

Con un fuerte apoyo de los internautas, el proyecto tiene entre sus principales pilares las garantías a la libertad de expresión y comunicación, así como la protección de la privacidad del usuario y de sus datos personales ante cualquier violación o uso indebido de éstos.

“El acceso a internet es esencial para el ejercicio de la soberanía”, señala el texto del proyecto, disponible en internet.

A través de este proyecto se busca “promover el acceso a Internet de todos”.

Salvo por orden judicial, se establece la inviolabilidad del flujo de las comunicaciones por Internet y las que estén almacenadas. El proyecto defiende además el mantenimiento de la calidad y seguridad de la red contratada con un proveedor.

Por eso, establece sanciones ad hoc e indemnizaciones.

También defiende la llamada “neutralidad de la red”, objetada por grandes empresas de telecomunicaciones y que impide que proveedores de internet cambien la velocidad de la conexión o cobren precios distintos según el contenido al que accede el usuario. Por ejemplo, garantiza que las proveedoras no bloqueen el acceso a programas para hacer llamados de voz.

Para lograr la aprobación del proyecto de ley el gobierno renunció a exigir a empresas como Google o Facebook que almacenen información de usuarios en centros de datos brasileños.

El relator del proyecto, el senador Ricardo Ferraço, afirmó que el texto “es una norma legal para cohibir la cooperación de las empresas de internet con agencias y servicios de espionaje electrónico, como la norteamericana NSA”, la Agencia de Seguridad Nacional, acusada del espionaje de millones de brasileños, según las denuncias del exconsultor de inteligencia Edward Snowden.

La evolución de la tecnología ha hecho difícil garantizar la privacidad en Internet, comentó el relator, pero “ciertamente estará más protegida con las nuevas reglas para el almacenamiento y disponibilidad de los datos personales”, según la nota del Senado.

El texto fue enviado en 2011 al Congreso y ahora deberá ser promulgado por la presidenta Dilma Rousseff, impulsora de un control multilateral de internet en el ámbito global.

En su génesis, antes de ser enviado a los legisladores, el proyecto también fue sometido a una consulta pública.

Defendido por el gobierno, la aprobación del proyecto de ley tuvo lugar un día antes del arranque de la cumbre NetMundial que reunirá durante dos días en Sao Paulo a representantes de países, empresas y la sociedad civil para discutir un modelo de gobernanza mundial de la red.

La inédita reunión de Sao Paulo fue propuesta por la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, quien, como varios millones de brasileños, fue espiada por el gobierno de Estados Unidos, según las revelaciones de Snowden.

La cumbre sobre la gobernabilidad de Internet NETmundial arranca este miércoles en São Paulo, en la que decenas de participantes de diferentes países propondrán ideas para fomentar la seguridad en la Red, vulnerada por el espionaje masivo de EE.UU.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, propuso el año pasado buscar la manera de acabar con la hegemonía de Estados Unidos en Internet y defenderse del espionaje a raíz de que se revelara que la Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU. (NSA) había interceptado sus ‘e-mails’ y chats ‘online’ y que además había espiado a la petrolera brasileña Petrobras. Con este problema sobre la mesa se decidió convocar a la comunidad global para debatir sobre el futuro de Internet.A fin de reunir a los representantes de la sociedad civil, el sector privado, el sector académico y la comunidad técnica de todo el mundo, preocupados por el uso y el desarrollo de Internet, se creó el concepto de NETmundial (Reunión Global de Múltiples Partes Interesadas sobre el Futuro de la Gobernanza de Internet). El objetivo es consolidar las propuestas sobre los principios de gobernanza de Internet y construir el camino para la futura evolución del ecosistema de gobernanza de la Red.

NETmundial, que se llevará a cabo los días 23 y 24 de abril, cuenta con el respaldo del Comité Multisectorial de Alto Nivel, integrado por representantes ministeriales de 12 países (Argentina, Brasil, Francia, Ghana, Alemania, India, Indonesia, Sudáfrica, Corea del Sur, Túnez, Turquía y los Estados Unidos de América) y 12 miembros de la comunidad internacional de múltiples partes interesadas. Además, los organizadores anunciaron que habrá 33 centros de participación remota en 30 ciudades de 23 países a fin de que participen en tiempo real con el evento en São Paulo.Por su parte, los países latinoamericanos proponen que la región “debe tener su propio nodo de telecomunicaciones” y algunos hasta se preguntan si se podría fundar un nuevo gobierno mundial para Internet.Andrés Piazza, uno de los participantes de NETmundial, sostiene que la idea de esta cumbre surgió el año pasado cuando la gobernanza de Internet se vio teñida por las revelaciones del exagente de la CIA Edward Snowden sobre el espionaje masivo de Washington. Piazza, abogado argentino que trabaja como oficial de asuntos públicos con Lacnic (Registro de Direcciones de Internet para América Latina y el Caribe), indicó que “el espionaje de EE.UU. es un problema serio” y, en su opinión, ni Washington ni ningún otro país que practique el espionaje dejará de hacerlo. Sin embargo, Piazza dice que esta reunión intenta tener objetivos que trasciendan ese debate.

Anuncios