nato-ucrania

Y al tiempo que Kerry se pone nervioso por desplazamientos militares rusos a lo largo de las fronteras ucranias, nacionalistas georgianos están siendo reclutados para actuar como represores de federalistas de Ucrania oriental.  Por si no fuera mucho, ayer sábado el Gobierno fascista ucraniano cortaba el suministro de agua potable a la península de Crimea.

En cuanto a la noticia principal, anticipada por el titular de esta entrada, se ha sabido que en las proximidades de Slaviansk hay una gran cantidad de tanques y artillería; así lo ha afirmado un funcionario ruso del Ministerio de Defensa de la Federación al barajar la posibilidad de que se trate de una operación militar. Se ha hecho eco de esta información RIA Novosti.

Se pudo constatar la presencia en el área de 15.000 efectivos militares, 160 tanques, 230 vehículos blindados de combate de infantería y vehículos blindados de transporte de personal. 

“La concentración de tropas en esta zona no es comparable con el potencial de las autodefensas, armados únicamente con un pequeño número de pistolas y metralletas”, ha subrayado el funcionario.

La noticia coincide con una revelación del jefe del Alto Estado Mayor de Rusia, Valeri Gerásimov, quien ha advertido sobre el despliegue de aviación, barcos y tropas de EE.UU. y otros países de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) cerca de las fronteras rusas. 

Según el general ruso, se ha incrementado recientemente la capacidad de apoyo logístico de la Alianza en Polonia y en los países Bálticos, así como en el mar Negro. 

Con fecha anterior, en una alusión a los movimientos militares de la OTAN, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, había afirmado que la Alianza Atlántica no le da miedo. 

Después de la destitución de Víktor Yanukóvich, la crisis de Ucrania se agravó: la península de Crimea se reintegró a Rusia y otras ciudades orientales reivindican un mismo destino en sus manifestaciones diarias. 

En medio de la escalada de tensiones entre los manifestantes prorrusos y partidarios del gobierno en funciones de Kiev, las fronteras que comparten Rusia y Ucrania se han convertido en el centro de atención. 

(Fuente consultada: Hispan TV)

 

Anuncios