¿QUIÉN HA DICHO QUE EL PUEBLO IRANÍ NO ES “HAPPY”? PUES, EN GENERAL, EL CÍNICO Y CANALLESCO OCCIDENTE

iran-celebracion

Acostumbrado a reiterativas campañas internacionales que acusan a Irán de ser un país siniestro, campeón de violaciones de derechos humanos, liberticida, misógino, peligroso y despótico, y, como no me creo casi nada de lo que cuentan los medios más proimperialistas de Occidente sobre una mierda de video relacionado con el “Happy” de Pharrell Williams, típico tema chupiguay, facilón y comercial donde los haya, voy a exponer sucintamente (no es la primera vez que hago algo por el estilo al abordar el tema de la República Islámica) unos cuantos mitos sobre la Persia contemporánea, esa nación que, a diferencia de odiosas dictaduras de la Península Arábiga presentadas como “glamurosas” por Falsimedia, no es un infierno aunque no sea, rigurosamente hablando, un paraíso.

En esta ocasión recurro a una fuente bloguera, Quijotepersa.wordpress.com, administrada por alguien europeo pero no eurocentrista que ha vivido durante más de un año en tierra de ayatollahs, tierra incomprendida, desvirtuada y objeto de las peores campañas de desinformación por parte del estúpido Imperio y sus perritos/as falderos/as.

— Primer mito: Irán es un lugar peligroso y lleno de terroristas. El desconocimiento nos lleva muchas veces a asociar Irán con la situación que se vive en países próximos como Paquistán, Afganistán y especialmente Iraq. Sin embargo, Irán es uno de los países más seguros y estables de la región. Lo más peligroso de Irán puede ser cruzar la calle. Además, el pueblo iraní es uno de los pueblos más hospitalarios del mundo. Este es un hecho que cualquiera que haya viajado a Irán puede corroborar. Quizá por ese estigma que pesa sobre ellos, los iraníes tratan de ofrecer todo al viajero que se ‘atreve’ a visitar su país. Es muy normal que te ayuden a encontrar el lugar que buscas acompañándote hasta tu destino, que te inviten a comer a sus casas y, por supuesto, que después te pidan tu facebook.

— Segundo mito: Las mujeres tienen que llevar burka.  ¡No hay mujeres vestiendo burka en Irán! Para empezar muchos no saben lo que es un burka. Este traje que cubre totalmente a la mujer, incluido el rostro, es usado mayoritariamente en Afganistán. En Irán, todas las mujeres muestran su cara. La vestimenta varía desde el Chador  (el más conservador y típico de Irán), pasando por el Maghnaeh  (una especie de capucha que es de uso obligatorio en las instituciones de enseñanza y trabajadoras del sector público), hasta un simple pañuelo  que cubre de manera parcial el cabello.

— Tercer mito: Los iraníes son árabes (y hablan árabe). Este es un error bastante común entre los occidentales y motivo de grande ofensa para los iraníes que no son árabes, sino persas. Posiblemente, mucha gente lo confunda por motivo de la religión. Pero incluso en esto son diferentes, ya que la mayoría de los iraníes religiosos siguen la rama chií del Islam. Además, los iraníes tienen rasgos propios que los definen como un pueblo único: poseen una cultura milenaria y origen de la civilización actual, una gran tradición de filósofos y poetas, gastronomía distinta de la árabe y por su puesto una lengua propia (con origen indoeuropeo), el persa o farsi. A pesar de que el alfabeto presenta muchas similitudes con el árabe, la lengua y la gramática son totalmente diferentes.

— Cuarto mito: El Islam es la única religión permitida. Totalmente falso. La Constitución iraní reconoce otras 3 religiones además del Islam: Cristianismo, Judaísmo y Zoroastrismo. De hecho, todas estas las religiones están representadas en el Parlamento. Como curiosidad,  la comunidad armenia (de mayoría cristiana ortodoxa) goza de bastantes privilegios en Irán. Además de tener muchas iglesias repartidas por el país, tienen derecho a unos clubs privados donde se pueden celebrar fiestas, comer carne de cerdo, beber y vestir al ‘estilo occidental’. También queda alguna sinagoga y por supuesto, la herencia del Zoroastrismo es aún muy importante en Irán.

— Quinto mito: Irán es un desierto, con clima siempre caliente y la gente va en camello.  Si bien la mayor parte de Irán es desierto, podemos encontrar hasta 3 tipos de clima bien diferenciados en el país. La parte norte, junto al Mar Caspio, tiene un clima subtropical. Con precipitaciones abundantes, es una zona de gran vegetación y muy fértil. En la costa del Golfo Pérsico se da un clima similar al de Dubai. En esta zona se pueden encontrar incluso destinos turísticos como la Isla de Kish donde se pueden practicar deportes acuáticos y disfrutar de 30 grados en Invierno mientras en Teherán esta nevando. 

La mayor parte de Irán, tiene clima continental y temperaturas extremas. Mucho frío en invierno y mucho calor en verano.  Dada la gran cantidad de montañas junto con su elevada altura, podemos encontrar varias estaciones de esquí y con precios mucho más baratos que en el resto del mundo. En Irán también se encentra el punto más alto de Oriente Próximo. El Monte Damavand , a una hora de Teherán, alcanza los 5.600 metros.

Sobre los camellos creo que sobran los comentarios. Hay más coches de lujo como Porche o Maserati en Teherán, que camellos en todo Irán.

— Sexto mito: Las mujeres carecen de derechos.  De nuevo la gente asocia Irán con la situación que viven las mujeres en algunos países árabes mucho más radicales. En irán las mujeres puede votar, trabajar, ser elegidas para cargos políticos, estudiar (de hecho, son mayoría en las universidades) y por supuesto, en Irán las mujeres pueden conducir. Otra cosa es si se atreven o no con un tráfico infernal. Si es verdad que todavía hay ciertas imposiciones, como la de llevar pañuelo (incluso para las extranjeras). Sin embargo, a pesar de esto, muchas mujeres que han viajado hasta Irán muestran su satisfacción después de su viaje a ese país y, sin duda, lo recomiendan.

— Séptimo mito: Irán vive en una completa dictadura. Quizá este punto sería más discutible. Los cargos políticos como presidente, gobernadores, parlamentarios, alcaldes, etc.  son elegidos por voto directo. Hombres y mujeres pueden acudir a votar sin restricciones.

— Octavo mito: Irán no posee tecnología avanzada. Probablemente más que España, al menos en el área de nanotecnología y energía nuclear. Y esto lleva inevitablemente a las armas nucleares. Sí, ha habido gran controversia sobre el programa nuclear de Irán, pero los que han creado tal algarabía han olvidado que el programa nuclear de Irán lo inició el gobierno estadounidense en los años 50 del siglo pasado con el presidente Eisenhower. En aquel momento Irán era todavía un aliado de Estados Unidos y, por tanto, se le permitía desarrollar la energía nuclear. Ahora que Irán ya no es aliado incondicional de EE.UU. no tiene derecho a energía nuclear, ni siquiera para fines pacíficos. Eso es hipocresía.

— Noveno mito: No hay marcas o productos internacionales disponibles.  A pesar de las fuertes sanciones económicas y comerciales impuestas por EE.UU. y la UE,  en Irán es posible encontrar casi de todo. Empezando por las propias marcas insignia americanas como Coca-Cola o Pepsi, hasta el último icono de la modernidad como el iPhone de Apple. Hay tiendas oficiales de Adidas, Nike, Salomon, Geox, Benetton, WMG, LG, Samsung… En el caso de España, podemos encontrar de manera oficial Mango, Springfield, Pronovias, Adolfo Dominguez, varios aceites de oliva, Chocolates Valor, cerámica Keraben y hasta Lacasitos. En cuanto a Internet, las redes sociales y los blogs están presentes en la vida diaria de los iraníes, pese a que éstas no están totalmente libres de censura. A través de VPN o fitros, los iraníes se conectan al mundo de las redes sociales e incluso utilizan las mismas para hacer promociones de sus negocios.

— Décimo mito: En Irán no hay fiestas. Por Ley no hay discotecas ni pubs en Irán. Sin embargo, esto no es impedimento para que la gente celebre sus fiestas. Por supuesto, las fiestas tienen lugar en casa, casi de manera clandestina, pero no tienen nada que envidiar a cualquier fiesta occidental. No falta la música, la bebida, los bailes y las ropas minúsculas.

Lo dicho: ojo siempre cuando todas, pero todas, las agencias noticiosas a través de TV, radio y prensa escrita nos machacan con noticias iraníes y antiiraníes que cumplen la misión fundamental de inculcarnos qué naciones o grupo de ellas merecen nuestro odio más feroz o nuestro amor más incondicional.

Para estas fábricas d ela más vulgar propaganda vale todo menos difundir a los cuatro vientos una de las pocas verdades incuestionables que existen: que el régimen de Washington es líder mundial en las más variadas suertes de terrorismo. 

Que no nos extrañe, así, por qué vivimos tiempos destacadamente inseguros.

Anuncios

2 thoughts on “¿QUIÉN HA DICHO QUE EL PUEBLO IRANÍ NO ES “HAPPY”? PUES, EN GENERAL, EL CÍNICO Y CANALLESCO OCCIDENTE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s