fantasmas de merengue

Recupero para esta futbolera y futbolerista ocasión, en que los madridistas celebran como locos su triunfo, no exento de polémicas, como veremos y oiremos a lo largo de los próximos días, un informe publicado en julio del pasado año 2013, firmado por Daniel Ayllón, y publicado en la web La marea:

El quinteto de empresarios galácticos que tomó las riendas del Real Madrid en el año 2000 ha visto pasar cerca la guillotina de la Justicia en la última década. Pero ha sido ahora, con las últimas declaraciones del ex tesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas, ante el juez Pablo Ruz y la entrega de documentación, cuando los escándalos han señalado directamente al presidente, Florentino Pérez, y al ex tesorero del club, Luis del Rivero. La quinta de Florentino la completaban Juan Abelló, Fernando Martín y Fernando Fernández Tapias. Durante su mandato, en los palcos de lujo del estadio Santiago Bernabéu se fraguaron algunos de los más importantes pelotazos urbanísticos.

Cuando Pérez ganó las elecciones para la presidencia del club del año 2000, logró hacer frente a lo que sus antecesores en el cargo no habían conseguido: a sanear las deudas estratosféricas que amenazaban la estabilidad de la entidad. Como el gobierno de España, Pérez levantó la economía del club a golpe de pelotazo urbanístico. Además de la operación Valdebebas, la venta y recalificación de los terrenos de la ciudad deportiva para la construcción de los cuatro rascacielos de Madrid fue el gran bombazo. Curiosamente, la empresa que preside Pérez, ACS, logró el negocio de la construcción de dos de las torres. Beneficio: 500 millones de euros. Fuentes del Ayuntamiento destacan el papel que jugaron en la operación los dos vicepresidentes del club, Abelló y Fernández Tapias. Este último forma parte, desde hace años, del selecto grupo de empresarios de confianza del PP en Madrid.

Otro hombre importante en el Real Madrid de aquellos años fue el tesorero Del Rivero, quien posteriormente presidió la constructora Sacyr Valllehermoso, entre 2004 y 2011. Durante estos siete años, la compañía habría realizado importantes donaciones de dinero negro al PP, según los papeles de Bárcenas: 380.000 euros. Como contraprestación, la acusación del caso que investiga el juez Ruz señala los importantes contratos públicos que obtuvo la compañía (incompatibles, por ley, con cualquier tipo de donación a un partido político): Sacyr Vallehermoso obtuvo, entre 2002 y 2012, 1.064 millones de euros en adjudicaciones de obras de administraciones gobernadas por el PP.

Otros dos hombres de confianza de Pérez también tuvieron una importante relación con Sacyr Vallehermoso. Uno fue Abelló, vicepresidente y uno de sus máximos accionistas hasta 2013, cuando vendió sus últimas participaciones. El segundo fue Fernando Martín, que ocupó el cargo de presidente del Real Madrid durante dos meses, tras la dimisión de Florentino en 2006.

A continuación, Martín forjó una alianza con Del Rivero y accedió al consejo de administración de Sacyr Vallehermoso, donde llegó a tener el 6% de las acciones. Tras la venta de sus participaciones, Martín entró en la élite de las inmobiliarias con la compra de una parte importante de las acciones de Fadesa, lo que le aupó a la presidencia de una de las mayores constructoras de Europa, protagonista un año después de la mayor suspensión de pagos de la historia de España. Ocurrió el 14 de julio de 2008. Además, el consejo de administración de Martinsa-Fadesa presentó un expediente de regulación de empleo para 234 empleados. En total, la compañía dio un portazo a cerca de 12.500 familias, que habían iniciado la compra de una vivienda.

Como guinda a las polémicas que han rodeado a Martín en los últimos años, en febrero de 2013 se hizo público que el empresario se había beneficiado de la amnistía fiscal que había ofrecido meses atrás el gobierno de Mariano Rajoy para blanquear dinero no declarado.

Tras entrar en la directiva del Real Madrid en 2000 con el equipo de Florentino, Fernando Fernández Tapias –empresario muy vinculado al PP madrileño– fue presidente de la Confederación Empresarial Independiente de Madric (CEIM) y de la Cámara de Comercio de Madrid. Preocupado más por lo negocios que por los trabajadores, en 2001 llegó a instar a los trabajadores de Sintel acampados en el Paseo de la Castellana de Madrid a levantar el campamento porque “éste “perjudica la imagen y el prestigio de Madrid”, de cara a la candidatura olímpica.

Aunque no ha estado implicado directamente en los grandes escándalos de corrupción, la detención de su hermano Francisco, tras la incautación del mayor alijo de cocaína de la historia de España (1.700 kilos, en 2002) tampoco pasó desapercibida.

Entre los negocios en los que participa a día de hoy Fernandez Tapias está la operación de los terrenos del estadio Vicente Calderón, del Atlético de Madrid. Entre los que no, la construcción de 60 impresionantes pisos de lujo, que pretendía levantar en la milla de oro de Madrid, la calle de Serrano, al estilo de la City de Londres. Hace dos meses, la empresa encargada, Inmobiliaria Juan Bravo 3, participada al 50% por él, presentó un concurso voluntario de acreedores al no poder hacer frente a una deuda de 150 millones de euros.

Anuncios