UNA PRUEBA MÁS DE POR QUÉ ES RECHAZABLE VOTAR EN UNAS ELECCIONES DE LA UE: EL TRIUNFO DEL UCRANIANO POROSHENKO

Dos enemigos lógicamente inconciliables
Dos enemigos lógicamente inconciliables

El 25 de mayo han tenido lugar en el viejo continente varias citas electorales, y no nos olvidemos de las mismas elecciones celebradas unos días antes en otros Estados de la UE, en las que se ha apuntalado la aceptación de la legitimidad de la institucionalidad europea europeísta, no sólo la del Parlamento Europeo, en realidad, lo cual equivale a alargar la condena que pesa sobre las clases populares de la región, por una parte, y, por otra, a conseguir el engaño de muchos miembros de esas clases, bien mediante el éxito de algunas propuestas electorales representadas por proimperialistas trotskistas que niegan públicamente la dicotomía derecha-izquierda (como en el caso español con los chicos de PODEMOS), bien con un ascenso espectacular de las opciones ultraderechistas (como en los casos francés y, en menor medida, en la destrozada Grecia y en la prepotente Alemania).

Esa misma jornada ha sido testigo en el país de Europa más inestable desde la recta final del pasado año de otra cita que entronca ideal y perfectamente no sólo con la renovación del triunfo de la oligarquía empresarial y financiera que marca la agenda política de la Unión Europea, mal que demasiados ingenuos no quieran reconocerlo todavía, sino con la confirmación de que los hechos impulsados por el Gobierno de Estados Unidos y sus principales aliados-vasallos neoliberales europeos desde una famosa plaza de Kiev estaban motivados por el deseo de fortalecer en Ucrania la rusofobia u odio a la resistencia de una potencia emergente a plegarse incondicionalmente a las mafiosas exigencias del FMI y de centros de poder de similar naturaleza. Para ello, como todo el mundo debería saber, han echado mano las potencias imperialistas de un fascismo local nunca dormido, por culpa de lo bien que lo han cebado durante no menos de veinte años dichas potencias destructivas.

Así las cosas, el magnate ucranio Piotr Poroshenko ha ganado las elecciones presidenciales ucranianas con casi un cincuenta y seis por ciento de los sufragios emitidos. Como consecuencia de tal resultado, este ricachón no necesitará una segunda vuelta para alcanzar la jefatura de su Estado.

Visto lo visto, tiene una lógica aplastante que este gran propietario, sin dudas más que influyente en el escenario en que se mueve, no haya dejado de defender el ingreso de Ucrania en la plutocrática y demoncrática (según la terminología de algunos analistas independientes), así como que haya defendido denodadamente su oposición a que su país se federalice. Poroshenko sabe que a él y a los de su clase y ralea les conviene pregonar las “bondades” de una República unitaria.

Queda claro, pues, que el contraste entre lo que se agita en la capital ucraniana, sede de una Junta golpista y nazi al servicio de intereses muy concretos, y lo que viene sucediendo desde la dignas y rebeldes zonas orientales y meridionales de Ucrania, donde la lucha defensiva protagonizada por los antifascistas crece día a día, es patente y augura a corto y medio plazo un aumento de tensión cada vez más lejana de su resolución.

En las áreas en que han sido proclamadas repúblicas populares el día de votación se ha visto lleno de impedimentos, ya que los mal llamados por la mala prensa “prorrusos” no estaban dispuestos a conceder la carta de aceptación a una situación anómala que es producto de planes viles a más no poder.

Poroshenko está deseando plantarse en Bruselas en cuanto pueda para rendir con descaro pleitesía a su madrina más cercana, la UE, con la que piensa firmar, para desgracia de las masas trabajadoras ucranianas que lo padezcan, un acuerdo de libre comercio; acuerdo ventajoso, como no podría ser de otro modo, a las élites que toman las grandes decisiones estratégicas en el seno de la peculiar organización internacional.

La Timoshenko vuelve a fracasar en su intento de ser Presidenta (la tía es una gafe además de una corrupta) y el Klitschko, otro pájaro de cuidado aunque ya sin sus guantes de boxeo, va a ser el nuevo alcalde de Kiev (ciudad en la que se siente como pez en el agua), con prácticamente el 58% de los votos.

Los datos definitivos están a punto de ser oficiales. Pero la conclusión principal a la que podemos llegar tras una lectura atenta de los acontecimientos es que los proyectos más radicalmente antipopulares, vistan los atuendos que vistan, solos o con la complicidad de otras formaciones que se presentan como alternativas para la salvación de los pueblos, se abren paso en una amplia zona donde la lucha de clases adopta en estas circunstancias la forma de abierto enfrentamiento entre la barbarie neofascista y el afán de emancipación económica y política por parte de los sectores sociales que conservan muy fresco el recuerdo de la Segunda Guerra Mundial y que de alguna manera son conscientes de que, como el fascismo es engendrado por el capitalismo, una vez derrotado éste, inevitablemente el otro se desploma.

¡Salud!

Anuncios

2 comentarios en “UNA PRUEBA MÁS DE POR QUÉ ES RECHAZABLE VOTAR EN UNAS ELECCIONES DE LA UE: EL TRIUNFO DEL UCRANIANO POROSHENKO

  1. Lo paradojico es que es del Partido de Yakunovich, y fue su ministro de economia. Es decir, el lio que han montado para que ganen los mismos, que nunca fueron antieuropeos ni prorrusos, sino, como dices tu, grandes magnates. Sin embargo, Crimea ya sera rusa para siempre, y en el este es dificil que dejen de existir las nuevas republicas populares. Asi que, lo que han hecho los fascistas de la UE y EEUU es, como siempre, estropear las cosas, liarlas, sin mejorar nada.
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s